Venezuela busca apoyo en Rusia para comercializar el petro a nivel internacional | CriptoNoticias


El titular de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip), Joselit Ramírez, viajó a Rusia en busca de apoyo para el petro. El funcionario venezolano participó en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF por sus siglas en inglés) donde presentó el proyecto de la criptomoneda venezolana frente a autoridades y empresarios de ese país y la Unión Económica Euroasiática (UEE), organismo de integración regional conformado además por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán.

“Durante nuestra visita al foro presentamos los avances del petro y tuvimos una recepción excelente”, declaró Ramírez, en la última jornada del SPIEF, según una nota publicada por Últimas Noticias. El titular de Sunacrip se refirió también a la realización de una serie de importantes reuniones sobre el proyecto del petro el pasado domingo en Moscú.

El titular de la Sunacrip adelantó que Venezuela evalúa incorporar mecanismos de circulación, comercialización y uso a escala internacional para la criptomoneda petro, en los próximos meses.  Añadió que “durante todo este año 2019, hemos avanzando de forma acelerada con la finalidad de consolidar el proyecto, y brindarle una herramienta útil al país y al mundo”.

«En este último mes estamos incorporando los servicios por parte del Estado, por lo menos para que algunas instituciones acepten el petro como forma de pago, como por ejemplo de pasaportes y algunos bienes que sean de uso exclusivo para la población», destacó Ramírez.

En ese sentido, indicó que en Venezuela ya hay personas que transan y venden algunos productos con el petro, además de utilizarlo como herramienta de ahorro y captación de remesas.

Para facilitar el acceso a estas y otras operaciones, Ramírez dijo que la Sunacrip lanzó recientemente una nueva versión de la aplicación PetroApp.

El petro venezolano, según Ramírez, representa “lo que pudiese ser el milagro económico en los próximos años para muchísimos pueblos que están esperando liberarse de las ataduras que tienen con el sistema financiero tradicional”.

En este contexto, el Superintendente de Criptoactivos manifestó que el petro, con el tiempo puede convertirse en “un modelo de gestión, un ejemplo a seguir”.

El otro lado de la moneda

La criptomoneda respaldada por el Estado venezolano tenía la intención de servir como un sustituto del bolívar, que se ha erosionado por la hiperinflación, así como convertirse en una ayuda para esquivar las sanciones de los EEUU y otorgar al país acceso a la financiación internacional, sin embargo hasta ahora, nada de ello ha sido posible.

Venezuela, envuelta en un amargo estancamiento político, está negociando con Rusia el abandono del dólar en sus acuerdos comerciales bilaterales, por lo que ambas naciones están discutiendo el posible uso del petro.

Es de destacar que Rusia adelanta los planes de creación de su propio criptoactivo nacional vinculado al petróleo. El proyecto está orientado a convertirse en un nuevo estándar comercial internacional. La idea es que la plataforma de la criptomoneda petrolera permita a Rusia y a los países productores de la OPEP, evadir las restricciones derivadas del uso del dólar y aumentar su producción.

Especialistas globales han condenado al petro venezolano por la ausencia de visibilidad mundial, incluso algunos se han llegado a preguntar si el petróleo ha respaldado genuinamente a la criptomoneda nacional. En marzo de 2018, EEUU emitió una prohibición general a los residentes estadounidenses de comerciar con el petro y posteriormente la institución financiera Evrofinance Mosnarbank fue agregada a la lista de sanciones por el Departamento del Tesoro estadounidense debido a una afirmación de que el banco fungió como la principal institución “dispuesta a financiar el petro”.

El Departamento del Tesoro definió al petro como una empresa sin éxito que buscaba ayudar a Venezuela a prevenir las sanciones económicas de EEUU. Más tarde, un asesor del presidente de Rusia sugirió adoptar una criptomoneda de Crimea para atraer a los inversionistas y evitar sanciones.



Source link