Reportero del Wall Street Journal crea su propia criptomoneda sin mucho éxito de venta


El panorama de las criptomonedas ha estado plagado de comerciantes fraudulentos, que han ido en aumento durante los últimos meses. Este ha sido el principal obstáculo que el reportero Steven Russolillo, del Wall Street Journal, ha encontrado en su trayecto tras la creación de su propia criptomoneda, el WSJCoin.

El principal objetivo de este desarrollo fue motivado por la “venta de suscripciones [para el Wall Street Journal], lo que podría atraer a una mayor audiencia”.

Pero no fue fácil. En el trayecto, Steven tuvo que recurrir a varios expertos en temas de minería y lanzamientos de tokens, y algunos de los más aptos, según lo considerado por el reportero, fueron las firmas japonesas descentralizadas, a las cuales acudió en busca de apoyo.

Después de varias consultas, Steven decidió optar por lanzar el token en una plataforma no tan reconocida, llamada Iroha, la cual implementa el hyperLedger Fabric. Asimismo, Steven buscó asociaciones comerciales con, por ejemplo, Makoto Takemiya, quien lo apoyó con el diseño de unos 8.4 mil millones en provisiones para la WSJCoin.

Al acabar esta travesía, la WSJCoin tuvo una buena recepción en la comunidad de criptomonedas de los EE.UU, sin embargo no encontró los suficientes inversionistas, pues en palabras del CTO de Ripple, Stefan Thomas: “las criptomonedas implican altos riesgos, por lo que deben ser exhaustivamente investigadas antes de incurrir en inversiones”.

Steven luego buscó la opinión de Neal Lipschutz, el editor de Ética y Estándares del WSJ, quien rechazó la idea de la nueva criptomoneda para la agencia de noticias, principalmente debido a que “el WSJ está en la industria del periodismo, no de la monedas digitales”, comentó.

Finalmente, Steven concluyó que pese a la aparente facilidad de creación de una moneda digital, lo más complicado viene después del desarrollo: el trabajo de networking y las asociaciones comerciales, así como la venta en sí, simbolizan los pasos más arduos, que no todos logran superar.



Source link