Implicaciones de la guerra comercial EE.UU.-China en el mercado de criptomonedas | CriptoNoticias


En los últimos meses se han intensificado los conflictos comerciales entre EEUU y China. A medida que ambos países instrumentan sucesivas políticas arancelarias más restrictivas, el uno hacia el otro, entre los comerciantes se agudiza la incertidumbre, por las implicaciones que un incremento en las tarifas del 10% al 25% podría tener en la economía mundial.

Si bien es cierto que ambas economías están profundamente entrelazadas y que la guerra comercial se ve poco sustentable al largo plazo, las constante confrontaciones entre ambas potencias han llevado a muchos a considerar otras opciones financieras, un poco más desligadas a las acciones bursátiles de las principales economías del mundo, como las del mercado de criptomonedas.

Estados Unidos y China mantienen fuertes lazos comerciales por ser las principales economías del mundo. Según CNN Business  ambos países movieron casi USD 700 mil millones de bienes solo en el 2018. China es el mayor acreedor extranjero de los Estados Unidos con una propiedad en bonos del tesoro por un equivalente a USD 1.1 Billones.

A la mitad del tercer trimestre de 2017 el gobierno de los Estados Unidos inició una investigación oficial sobre las políticas comerciales con China, que  concluyó en un incremento de miles de millones de dólares en aranceles en productos chinos. Como respuesta, Pekin decidió tomar acciones semejantes a los EEUU y devolverle los aumentos de las tarifas a bienes como químicos, carbón y equipos médicos.

Después de más de un año de hostilidades, en diciembre de 2018 ambos países parecían haber llegado a un acuerdo, al detener las nuevas políticas arancelarias, para darle paso a una serie de conversaciones que podrían culminar en una solución al problema. Hay que recordar que los aranceles impuestos a los productos de un país extranjero, en teoría, hacen que los productos fabricados en el país sean más baratos que los importados, lo que motiva a los consumidores a comprar productos de casa y no extranjeros.

El optimismo entre los comerciantes creció en los meses siguientes con la posibilidad de un acuerdo comercial. Pero el 5 de mayo de 2019, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acusó a los chinos, vía twitter, de incumplir las promesas pautadas en la mesa de negociación, lo que llevaría a un aumento de los aranceles de algunos productos entre un 10 a un 25%, con un impacto de  USD 200 mil millones. China contraatacó con un incremento en los aranceles de entre el 5% y 25% a productos estadounidenses por un valor de $ 110 mil millones.

Tras los anuncios efectuados en mayo pasado, el Yuan chino comenzó a debilitarse frente al dólar estadounidense y dos semanas más tarde su cotización bajó un 2.5 % más, como resultado de una caída en el optimismo sobre una posible solución comercial y una fuga de capitales sorprendente de la moneda del país asiático. No obstante, el mercado de divisas no fue el único que se vio afectado, el Dow Jones, uno de los índices bursátiles más grandes del mundo cayó 617 puntos, equivalente a un 2,4% en el mismo periodo de tiempo, luego de que China tomara las represalias.

Este constante deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China han asustado a los inversionistas y economistas por igual.  A medida que la guerra se intensifica, pudiendo extenderse finalmente al mercado de bonos de los EEUU, los comerciantes afectados por las noticias pudiesen generar grandes movimientos de capitales hacia otros activos que guarden menor relación con el enfrentamiento de ambos países y que representen un refugio para sus inversiones.

Según el fundador de Digital Currency Group, Barry Silbert,  el reciente incremento de los precios de varios de los principales criptoactivos, pudiese mantener una relación con el drama que presenta la economía global. La cabeza de uno de los fondos más importantes del mercado de criptomonedas alega lo siguiente: “Si nos fijamos en los últimos cinco años, cuando ocurrió el Brexit, Bitcoin subió. Cuando Grexit sucedió, Bitcoin subió».

No es secreto para nadie que, con el pasar de los años, varias de las criptomonedas del mundo se han estado convirtiendo en una opción de inversión viable para una gran cantidad de comerciantes, en tiempos donde los activos pueden verse afectados por una descomposición de la economía mundial.

Un ejemplo de esto se ve a través de bitcoin: la criptomoneda líder en el mundo por capitalización de mercado creció un 32% en el mes de mayo durante el presente conflicto entre Estados Unidos y China. Pero el llamado oro digital no fue el único que registró tales números, varias de las monedas más populares del criptomundo siguieron la misma tendencia de Bitcoin y aumentaron en un promedio entre 20 % y 40 % en el mismo periodo de tiempo.

Según Scott Minerd, de Guggenheim Partners, es probable que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos empeoren con el tiempo. En una entrevista a MarketWatch  donde se discutía la situación actual, se enfatizó sobre la posibilidad  real de que los mercados alcancen un nuevo mínimo  en verano y que, de prolongarse ambas medidas, se podría precipitar hasta una recesión mundial.

A medida que las tensiones entre ambas potencias se agudizan, no sería extraño que cada vez más comerciantes o inversionistas se pasen a las criptomonedas, como una forma de buscar mercados que estén menos correlacionados, y tenganasí la posibilidad de generar buenos beneficios y no presenten tantos riesgos antes los hechos de la guerra comercial.

 


Descargo de responsabilidad: los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no necesariamente reflejan aquellas de CriptoNoticias.





Source link